Luis Buñuel en Breve

De regreso a Europa

La total libertad que Buñuel gozó durante su asociación con el productor mexicano Gustavo Alatriste terminó en 1965 cuando el proyecto de Simón del desierto naufragó, al menos parcialmente, debido a los problemas financieros y maritales de su principal promotor.
Un año antes, cuando las dificultades económicas de Alatriste comenzaban a ser evidentes, Buñuel aceptó la oferta del francés Serge Silberman para filmar El diario de una recamarera. El proyecto, diseñado originalmente para Silvia Pinal, terminó siendo estelarizado por Jeanne Moreau, la estrella de la "nueva ola" francesa.
El diario de una recamarera marcaría el inicio de la última etapa de la filmografía buñueliana. A partir de Bella de día Buñuel filmaría exclusivamente en Europa, aunque nunca abandonó su residencia en la ciudad de México.
La colaboración del escritor Jean-Claude Carrière en los guiones y la producción de Silberman, a través de su compañía Greenwich Films, caracterizarían esta nueva etapa del cine de Buñuel, quizás la más reconocida a nivel internacional.

Biografía del
genio de Calanda

Legado cultural al mundo

Episodios y anécdotas

Una selección de
lo mejor de nuestro sitio