Luis Buñuel en Breve

Buñuel en México

A Luis Buñuel le gustaba jugar con la idea de que la casualidad fue la que lo trajo a México en 1946. Exiliado en los Estados Unidos desde el triunfo del franquismo en España, el realizador trabajaba en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y estaba a punto de adquirir la ciudadanía estadounidense cuando se vio sin trabajo debido a una indiscreción cometida por su antiguo amigo Salvador Dalí.
Acusado de comunista y ateo, sin trabajo, dinero ni proyectos, Buñuel aceptó la propuesta de volver a dirigir cine en Francia. El proyecto consistía en adaptar la obra de García Lorca "La casa de Bernarda Alba" para la productora Denise Tual, viuda del protagonista de Un perro andaluz.
Como Tual tenía que regresar a París pasando por México, Buñuel la acompañó sin imaginarse que ese primer viaje suyo a un país latinoamericano cambiaría su vida para siempre.
Tras cancelarse el proyecto de filmación, el cineasta se encontró en un país extraño que lo recibió con los brazos abiertos. A los pocos días de su llegada, Buñuel conoció al productor Óscar Dancigers quien le propuso dirigir Gran Casino, el primero de los 21 filmes que el cineasta realizaría en nuestro país.

Biografía del
genio de Calanda

Legado cultural al mundo

Episodios y anécdotas

Una selección de
lo mejor de nuestro sitio