Eisenstein en México (1930-1932)

Sin lugar a dudas, la figura de Serguei M. Eisenstein se erige en un lugar privilegiado dentro del selecto grupo de cineastas fundamentales de la cinematografía mundial. El talento y la creatividad de este gran director alcanzaron uno de sus momentos cumbre durante su estancia en México, aunque por desgracia -y como una suerte de destino compartido con otros genios de la cinematografía- la aventura mexicana de Eisenstein culminó sin terminar el proyecto que había venido a filmar.

Eisenstein jamás imaginó que las poderosas imágenes que capturó en aquel par de años lograrían escapar de las manos de quienes se empeñaron en aniquilarlas, y llegarían a influir decisivamente en el imaginario fílmico mexicano. Aún sin existir del todo, el filme mexicano de Sergei Eisenstein es una de nuestras grandes películas de todos los tiempos.

Las primeras cintas sonoras:

  1. ¡Que viva México! (1930-1932) de Serguei M. Eisenstein

 

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano