Dos fantasmas y una muchacha (1958)

México Blanco y Negro

Una producción de:

Producciones Sotomayor

Género:

Comedia fantástica

Duración:

85 min.

Sonido:

Monoaural

Dirección:

Rogelio A. González

Asistente de Dirección:

Julio Cahero; anotador: Pedro López

Producción:

Jesús Sotomayor Martínez; productor asociado: Alberto Hernández Curiel; productor ejecutivo: Heberto Dávila Guajardo; gerente de producción: Fernando Méndez, Jr.; jefe de producción: Enrique L. Morfín; sub-jefe de producción: Jorge Durán Chávez

Guión:

Fernando Galiana, sobre un argumento de Alfredo Tato; guión técnico: Rogelio A. González

Fotografía:

Raúl Martínez Solares; operador de cámara: Cirilo Rodríguez; alumbrador: Carlos Nájera; ayudante: Mario Diver

Efectos Especiales:

Javier Sierra y Juan Muñoz Ravelo

Escenografía:

Javier Torres Torija

Vestuario:

Armando Valdés Peza

Maquillaje:

Román Juárez

Edición:

Carlos Savage; asistente: Sigfrido García

Foto-fijas:

Ángel Corona

Sonido:

James L. Fields; grabación de diálogos: Javier Mateos; dirección de sonido: Galdino Samperio; edición sincrónica: Reynaldo Portillo; efectos especiales: Juan Muñoz Ravelo

Música:

Sergio Guerrero; canciones: Domenico Modugno ("Azul, pintado de azul"); M. Renato Carozoni ("Torero"); Lauro D. Uranga ("Patos y patitos"); popular ("Médico brujo") y Jorge Zamora ("Fantasmas caricuyiyeos")

Coreografía: Ricardo Luna

Reparto:
Germán Valdés "Tin Tan" .... Germán Pérez
Ana Luisa Peluffo .... Ana "La Tobillero"/Ana nieta
Manuel "Loco" Valdés .... Manuel López
Luis Aldás .... Aarón
Miguel Manzano .... ladrón
Tito Novaro .... ladrón
Marcelo Chávez .... padre de Ana
Arturo Correa .... Armando
Virginia Manzano .... madre de Ana
Alejandro Reyna "Tío Plácido" .... policía
Carlos Bravo "Carl-Hillos" .... policía
Rogelio A. González .... director de cine
Mario Zebadúa "Colocho"    
Fernando Chehuán    

Sinopsis:
En tiempos de don Porfirio, los catrines Pérez y López mueren al batirse a duelo por la cupletista Ana "La Tobillera" y sus espíritus son condenados a vagar como fantasmas por el teatro donde se enfrentaron hasta que se vuelvan amigos. Cincuenta años después, los fantasmas piden la oportunidad de redimirse. Para conseguirla deberán comprobar que ya no existe rivalidad entre ellos.

Comentario:
En medio de atractivos efectos especiales y secuencias delirantes -como la de la filmación de una película de horror a la mexicana- Tin Tan brinda la alternativa a su joven hermano Manuel, representante de una nueva generación de la comedia en México.

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano