El jardín del edén (1994)

México/Canadá/Francia Color (Eastmancolor)

Una producción de:

Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Fondo de Fomento a la Calidad Cinematográfica, Universidad de Guadalajara, Macondo Cine Video [México]; Verseau International, Inc., Societé Generale des Industries Culturelles-Québec (SOGIC), Téléfilm Canada [Canadá]; Sécrétarie de la Culture et la Francophonie y Ministeire des Affairs Etrangères [Francia]

Género:

Drama social

Duración:

104 min.

Sonido:

Dolby estéreo

Dirección:

María Novaro

Asistentes de dirección:

Francisco Franco, Frédéric Hénocque y Eduardo Coward

Producción:

Jorge Sánchez; productores ejecutivos: Jorge Sánchez y Dulce Kuri [México], Tom Garvin [Canadá]; coproductora: Lyse Lafontaine; gerente de producción: Tlacateotl Mata

Guión:

Beatriz Novaro y María Novaro

Fotografía:

Eric Alan Edwards

Dirección artística:

Brigitte Broch

Escenografía:

Salvador Parra

Vestuario:

Paz Escobar

Maquillaje:

Esther Álvarez

Edición:

Sigfrido Barjau y María Novaro

Sonido:

Yvon Benoît; supervisión de edición sonora: Marcel Pothier; regrabación: Hans Peter Strobl

Música:

José Stephens; supervisión musical: Annette Fradera; canciones: Manuel Eduardo ("Por esa yegua"), Eduardo T. García ("Las Miss Mona"), Daniel Garzés ("Mujer paseada"), Manuel E. González ("Rosita Vals"), Santiago Jiménez ("Margarita"), Esteban Jordán ("Oaxaca", "La Pepita" y "El gancho"), Augie Meyers y Bill Sheffield ("Hey Baby, qué pasó"), René Ornelas ("Baby, Baby (Corazón regresa)", Beto Villa ("Pachuco Blues"), además de "La zandunga" y "La Juanita"

Selección de reparto:

Casting extranjero: Annelise Collins


Reparto:

Renée Coleman

....

Jane

Bruno Bichir

....

Felipe Reyes

Gabriela Roel

....

Serena

Rosario Sagrav

....

Elizabeth

Alan Ciangheroti

....

Julián

Ana Ofelia Murguía

....

Juana

Joseph Culp

....

Frank

Jerónimo Berruecos

....

Sergio

Ángeles Cruz

....

Margarita Luna

Lucero Sánchez

....

Paloma

Denisse Bravo

....

Lupita

Francisco Javier Bautista

....

Maleno


Sinopsis:
Un grupos de personas llega a Tijuana buscando un mejor destino para sus vidas. Así, una viuda y sus hijos, una mujer chicana carente de identidad, un campesino que quiere a toda costa cruzar la frontera, una escritora "gringa" fascinada con Mexico y su hermano, un ermitaño que sólo se comunica con las ballenas, tratarán de encontrar "el jardín del edén" en la frontera más transitada del mundo.

Comentario:
Tras el éxito crítico y taquillero obtenido por Danzón (1991), María Novaro inició el proyecto de filmar El jardín del edén, su tercer largometraje. Sin estar muy consciente de ello, la realizadora emprendió una tarea que ninguna otra mexicana había logrado completar desde los tiempos de la legendaria Matilde Landeta. Con tres largometrajes dirigidos en menos de cinco años, María Novaro rompió con el mito de que hacer cine mexicano es "asunto de hombres".

El proyecto de El jardín del edén surgió en la mente de Novaro a partir de un encuentro entre cineastas chicanas y mexicanas, celebrado en Tijuana a principios de los años noventa. En palabras de la directora:

Fue el contacto con las chicanas, su cultura y la reflexión sobre lo que le pasa a México del otro lado, lo que me conmovió. Lo que más me interesa en mi cine es hacer una reflexión sobre México, mucho más que la cuestión de la mujer que siempre se menciona en mi trabajo.
Novaro, M. en Bustos, V. (1996). María Novaro, un clavado en la frontera. En Dicine. México. Núm. 65, pp. 24-25.

A pesar de que la participación de entidades mexicanas, canadienses y francesas facilitó el financiamiento del rodaje, Novaro se vio afectada por las condiciones propias de una coproducción internacional. "Lo que yo no sabía, y fue de las cosas que aprendí con esta película, es que meterte en presupuestos más altos y en una coproducción más en serio como ésta, me iba a hacer perder bastante el control de las cosas."

A pesar del descontrol, Novaro logró conjuntar una historia compleja, con personajes bien delineados, cuyo protagonista principal es esa sensación de identidad suspendida en una frontera geográfica que, al mismo tiempo, es una metáfora de las fronteras emocionales.

Otro gran personaje de la cinta es la propia ciudad de Tijuana, cuya identidad varía dependiendo de los ojos de quien la mira:

En Tijuana pueden coincidir indígeneas mixtecas que prácticamente no hablan español y tienen que aprender inglés; el clásico campesino que se va por hambre; una familia que llega por la reciente muerte del marido; una chicana de segunda generación que habla muy mal el español y que está metida en su propia fantasía de México; hasta un loco que va para ver a las ballenas que pasan por ahí. Todos buscan algo, todos tienen una pérdida interna y buscan su paraíso.
Novaro, M. en Bustos, V. (1996). María Novaro, un clavado en la frontera. En Dicine. México. Núm. 65, pp. 24-25.

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano