Nazarín (1958)

México Blanco y Negro
Lugar dentro de las 100 mejores películas del cine mexicano: 6

Una producción de:

Producciones Barbachano Ponce

Género:

Drama religioso

Duración:

95 min.

Sonido:

Monoaural

Dirección:

Luis Buñuel

Asistente de Dirección:

Ignacio Villarreal

Producción:

Manuel Barbachano Ponce; consejero de producción: Carlos Velo; productor ejecutivo: Federico Amérigo; administrador: Antonio de Salazar; jefe de producción: Enrique L. Morfín

Guión:

Luis Buñuel y Julio Alejandro, sobre la novela homónima de Benito Pérez Galdós; supervisión de los diálogos: Emilio Carballido

Fotografía:

Gabriel Figueroa; operador de cámara: Ignacio Romero; fotos fijas: Manuel Álvarez Bravo

Escenografía:

Edward Fitzgerald

Títulos:

Vicente Rojo

Vestuario:

Georgette Somohano

Maquillaje:

Armando Meyer

Edición:

Luis Buñuel y Carlos Savage

Sonido:

José de Pérez y Galdino Samperio

Música:

vals "Dios nunca muere" de Macedonio Alcalá y redoble de los tambores de Calanda


Reparto:

Francisco Rabal

....

Nazarín

Marga López

....

Beatriz

Rita Macedo

....

Andara

Ignacio López Tarso

....

el sacrílego

Ofelia Guilmain

....

Chanfa

Luis Aceves Castañeda

....

el parricida

Noé Murayama

....

El Pinto

Rosenda Monteros

....

La Prieta

Jesús Fernández

....

el enano Ujo

Ada Carrasco

....

Josefa

Antonio Bravo

....

ingeniero

Aurora Molina

....

La Camella

David Reynoso

....

Juan

Pilar Pellicer

....

Lucía

Edmundo Barbero

....

don Ángel, cura

Raúl Dantés

....

sargento

Lupe Carriles

....

prostituta

Manuel Arvide

....

acompañante del ingeniero

José Chávez Trowe

....

capataz

Ignacio Peón

....

cura

Arturo Castro

....

coronel

Victorio Blanco

....

viejo preso

Cecilia Leger

....

mujer de la piña

Manuel Santigosa

....

cura

Ramón Sánchez


Sinopsis:
En el México de principios del siglo veinte, el humilde cura Nazarín comparte su pobreza con los necesitados que habitan alrededor del mesón de Chanfa. Después de proteger a una prostituta que provoca el incendio del mesón, Nazarín se ve obligado a abandonar el lugar. En su camino, las acciones del religioso provocan una serie de conflictos que se oponen a su visión de la caridad cristiana.

Comentario:
Nazarín
significó el primer encuentro entre dos grandes españoles: por un lado Buñuel, el cineasta más importante de habla hispana; por el otro, Benito Pérez Galdós, el más grande novelista español después de Cervantes. El proyecto rondaba por la cabeza de Buñuel desde 1948, cuando el director trabajaba en la adaptación de Doña Perfecta (1950), otra obra de Pérez Galdós de la cual Buñuel poseía los derechos.

Una triquiñuela del productor Francisco Cabrera dejó a Buñuel sin la oportunidad de filmar Doña Perfecta (1950), la cual terminó siendo dirigida por Alejandro Galindo. Tuvieron que pasar diez años, para que Buñuel tuviese de nuevo la oportunidad de llevar a la pantalla su particular visión del universo galdosiano.

El interés de Buñuel por Pérez Galdós fue tardío. En su juventud le parecía anticuado este escritor perteneciente a una generación famosa -la del 98- pero alejada de la suya, la del 27. Tuvieron que pasar varios años para que Buñuel comenzara a valorar los elementos y personajes de la obra de Pérez Galdós:

"Fue en el exilio cuando empecé de verdad a leerlo, y entonces me interesó. Encontré en sus obras elementos que podríamos incluso llamar 'surrealistas': amor loco, visiones delirantes, una realidad muy intensa con momentos de lirismo. Nazarín es una novela de su última etapa y no de las mejor logradas, pero su historia y su personaje son apasionantes, o por lo menos a mí me sugerían muchas cosas, me inquietaban."

La película significó la primera y única colaboración de Buñuel con el famoso productor independiente Manuel Barbachano Ponce, quien logró importantes aportaciones al cine mexicano, manteniéndose siempre al margen de la anquilosada industria oficial, la cual comenzaba a presentar serios problemas de burocratismo y cerrazón sindical.

Ubicada en el México del porfiriato, Nazarín fue criticada en un principio por no apegarse al contexto mexicano de principios de siglo veinte. "Eso no me importa mucho" decía Buñuel. "Si no es México ni España, es un país posible el que muestro en la película. Aparte de que ustedes saben que en muchos detalles -si no en esos, precisamente, sí en otros- México es muy español. Lo es y no lo es, eso lo hace más interesante."

Nazarín contiene varias de las más inquietantes y enigmáticas imágenes de la filmografía buñueliana. El Cristo que ríe, la niña que llora arrastrando una sábana por una calle vacía, el beso que se convierte en mordisco o la mujer entregando una piña al protagonista se han convertido en tema de inumerables discusiones en las que Buñuel, divertido, siempre se negó a participar. "A mí me intrigan tanto como a ustedes" decía. "No hay teorías ni metafísicas en mis películas."

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano