Río Escondido (1947)

México Blanco y Negro/Color (Technicolor)
Lugar dentro de las 100 mejores películas del cine mexicano: 23

Una producción de:

Producciones Raúl de Anda, S. A.

Género:

Drama rural

Duración:

96 min.

Sonido:

Monoaural

Dirección:

Emilio Fernández

Asistente de Dirección:

Carlos L. Cabello

Producción:

Raúl de Anda; jefe de producción: Enrique L. Morfín

Guión:

Mauricio Magdaleno, sobre un argumento original de Emilio Fernández

Fotografía:

Gabriel Figueroa; fotografía en Technicolor de los murales de Diego Rivera: Luis Osorno Barona

Escenografía:

Manuel Fontanals; decorados: Manuel Parra

Títulos con grabados:

Leopoldo Méndez

Vestuario:

Armando Valdés Peza y Beatriz Sánchez Tello

Maquillaje:

Armando Meyer

Edición:

Gloria Schoemann

Sonido:

B. J. Kroger; grabación de diálogos: Eduardo Fernández; grabación de música y regrabación: Enrique Rodríguez

Música:

Francisco Domínguez; colaboración musical del coro de madrigalistas de Luis Sandi; canciones: "¿Qué te ha dado esa mujer?" y "Dios nunca muere"


Reparto:

María Félix

....

Rosaura Salazar

Domingo Soler

....

cura

Carlos López Moctezuma

....

Regino Sandoval

Fernando Fernández

....

Felipe Navarro, pasante de medicina

Agustín Isunza

....

Brígido, esbirro de Regino

Manuel Dondé

....

Rengo, esbirro de Regino

Eduardo Arozamena

....

Marcelino, viejo campesino

Arturo Soto Rangel

....

médico don Felipe

Columba Domínguez

....

Merceditas

Roberto Cañedo

....

ayudante de la presidencia

Jaime Jiménez Pons

....

Goyito

Beatriz Germán Fuentes

....

niña campesina

Carlos Múzquiz

....

Leonardo

Manuel Bernal

....

narrador

Juan García

 

 

Guillermo Cramer

 

 

Sergio Arroyo

 

 

Lupe del Castillo

Rogelio Fernández


Sinopsis:
Por encargo del propio presidente de la república y a pesar de que está enferma del corazón, la maestra rural Rosaura Salazar sale rumbo al pueblo de Río Escondido para encargarse de la escuela que lleva meses cerrada. Tras su llegada, Rosaura debe enfrentar al cacique Regino Sandoval, quien explota y niega el agua a los campesinos y ha clausurado la escuela.

Comentario:
El academicismo estético de Emilio Fernández y su tendencia al didactismo llegaron a un punto culminante con Río Escondido, cinta polémica desde su estreno debido a los excesos fotogénicos y demagógicos que desbordan sus imágenes.

Fernández llegó al extremo de fotografiar en Technicolor una secuencia en la que muestra los murales pintados por Diego Rivera en el Palacio Nacional, mientras la campana de Dolores y el patio de Palacio "platican" con María Félix. Estas imágenes, desgraciadamente, han llegado a nuestros días sin sus colores originales.

La historia de la humilde maestra rural -encomendada por el mismísimo presidente de la república para llevar la educación a un pueblo apartado de la civilización- se antoja, en un principio, bastante improbable. La plasticidad de sus imágenes lleva a la película peligrosamente al borde del empalago. Sin embargo, la fuerza y el convecimiento que María Félix, Domingo Soler y Carlos López Moctezuma imprimen a sus actuaciones terminan convirtiendo a Río Escondido en una de las grandes tragedias filmadas por el cine mexicano.

Si el estilo Fernández-Figueroa llega a sus máximos delirios con Río Escondido, María Félix sorprende con una de sus actuaciones más mesuradas. En palabras de su biógrafo Paco Ignacio Taibo I:

En cuanto a María Félix ha de aceptarse que está bellísima y sorprendente; la actriz parece aceptar con placer su momentáneo alejamiento de la devoradora y se complace en mostrarse como una imagen pura y alejada de toda tentación. Permanece en ella ese orgullo manifiesto y aun cuando encarna a un personaje vencido por los enemigos y por su propia enfermedad, tiene el gesto de quien jamás va a ser humillada.
Taibo I, P. I. (1991). La Doña. México: Editorial Planeta, p. 140.

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano