Vámonos con Pancho Villa (1935)

México Blanco y Negro
Lugar dentro de las 100 mejores películas del cine mexicano: 1

Una producción de:

Clasa Films

Género:

Drama de la revolución

Duración:

92 min.

Sonido:

Monoaural

Dirección:

Fernando de Fuentes

Asistente de dirección:

Miguel M. Delgado; anotadora: Matilde Landeta

Producción:

Alberto J. Pani; supervisión: Celestino Gorostiza y C. Argüelles

Guión:

Fernando de Fuentes y Xavier Villaurrutia, sobre la novela de Rafael F. Muñoz

Fotografía:

Jack Draper; operador de cámara: Gabriel Figueroa; ayudante: Enrique Solís

Escenografía:

Mariano Rodríguez Granada y Antonio Ruiz

Edición:

José Noriega

Sonido:

Eduardo Fernández y Rafael Ruiz Esparza

Música:

Silvestre Revueltas

Supervisión militar:

coronel J. B. Vega


Reparto:

Antonio R. Frausto

....

Tiburcio Maya

Domingo Soler

....

Pancho Villa

Manuel Tamés

....

Melitón Botello

Ramón Vallarino

....

Miguel Ángel del Toro, "Becerrillo"

Carlos López "Chaflán"

....

Rodrigo Perea

Raúl de Anda

....

Máximo Perea

Rafael F. Muñoz

....

Martín Espinosa

Alfonso Sánchez Tello

....

general Fierro

Paco Martínez

....

general Huertista

Dolores Camarillo "Fraustita"

....

Lupe, esposa de Tiburcio

Consuelo Segarra

....

viejecita

David Valle González

....

Chon

Max Langler

....

El Flaco

Miguel M. Delgado

....

doctor

Silvestre Revueltas

....

pianista en el bar

Jesús Melgarejo

....

soldado

Pedro Valenzuela

....

soldado

José del Río

....

Pedro, hijo de Tiburcio

Esperanza Gómez

....

esposa de Tiburcio (secuencia final)

Gloria Barón

....

hija de Tiburcio (secuencia final)


Sinopsis:
Durante la revolución mexicana, un grupo de valientes campesinos, conocidos como los "Leones de San Pablo" se unen al ejército de Pancho Villa. Después de algunas batallas, con más derrotas que victorias, el grupo original es reducido a dos: Tiburcio Maya y el joven "Becerrillo". Una epidemia de viruela se desata entre la tropa y "Becerrillo" cae enfermo. Villa ordena a Tiburcio matar al joven e incinerar su cuerpo. Desencantado, Tiburcio abandona la revolución y regresa a su pueblo.

Comentario:
El reconocimiento a este clásico del cine mexicano llegó varias décadas después de su menospreciado estreno. El rodaje se vio plagado de problemas financieros y una enfermedad del director postergó la filmación durante varios meses. Finalmente, la cinta se estrenó el 31 de diciembre de 1936, en el cine "Palacio" de la capital mexicana y duró solamente una semana en taquilla.

Para entonces, De Fuentes había estrenado el que sería el primer "taquillazo" del cine mexicano: Allá en el Rancho Grande (1936). La popularidad que alcanzó esta comedia estelarizada por Tito Guízar y Esther Fernández eclipsó en su tiempo al poderoso drama sobre el desencanto de la revolución que es Vámonos con Pancho Villa.

A principios de los sesenta, la crítica y el movimiento "cineclubero" mexicano rescataron del olvido a Vámonos con Pancho Villa La cinta se convirtió, junto con El compadre Mendoza (1933) del mismo De Fuentes, en el paradigma del mejor cine nacional.

Vámonos con Pancho Villa volvió a ser noticia en 1973, cuando la Filmoteca de la UNAM localizó una copia de la película en 16 milímetros muy deteriorada que incluía un final hasta entonces desconocido. En ese final alternativo, Pancho Villa regresa por Tiburcio Maya y le pide que vuelva a combatir en su tropa. Al negarse, Villa mata a Tiburcio, a su mujer y a su hija, y se lleva a su pequeño hijo a la revolución. Se ignora si este final fue censurado, aunque es más probable que haya sido el propio De Fuentes quien decidiera eliminarlo por encontrarlo innecesario o demasiado cruel. La película con este final fue transmitida por la televisión mexicana en 1982. Para el crítico e historiador Emilio García Riera, "la película queda mejor con el final comúnmente visto, un final desencantado que redondea bellamente una obra excepcional del cine mexicano."

En 2010, como parte de las conmemoraciones del centenario de la revolución mexicana, la Filmoteca de la UNAM puso a la venta una magnífica edición en DVD de la Trilogía de la Revolución de Fernando de Fuentes, integrada por El prisionero 13 (1933), El compadre Mendoza y Vámonos con Pancho Villa. Por primera vez en más de siete décadas, las tres películas pueden verse y escucharse con la estupenda calidad visual y sonora que Fernando de Fuentes imprimió en cada una de ellas.

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano