Veneno para las hadas (1984)

México Color (Eastmancolor)

Una producción de:

Conacite Uno , S. A. de C. V. y Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC)

Género:

Horror infantil

Duración:

100 min.

Sonido:

Estéreo

Dirección:

Carlos Enrique Taboada

Producción:

Héctor López

Guión:

Carlos Enrique Taboada

Fotografía:

Guadalupe "Lupe" García

Escenografía:

Enrique Ramírez

Vestuario:

Clementina Esquivel

Maquillaje:

Magdalena Eirs Anda

Edición:

Carlos Savage

Sonido:

Efrén Marín Rojas

Música:

Carlos Jiménez Mabarak


Reparto:

Ana Patricia Rojo

....

Graciela

Elsa María Gutiérrez

....

Fabiola

Leonor Llausás

....

la bruja

Carmela Stein

....

nana

María Santander

....

miss Aragón

Laura Almela

....

Claudia

Arturo Beristáin

....

padre de Fabiola

Anna Silvetti

....

madre de Fabiola

Miguel Cane

....

Jaime

Rosa Furman

....

señora Krinsky

Rita Macedo

....

abuela de Jaime

Luis Mario Quiroz

....

David

Hortensia Santoveña

....

sor Eulalia


Sinopsis:
Las historias de brujería que cuenta la cocinera de su casa despiertan la imaginación de la pequeña Graciela, quien presume de que ella misma es una bruja ante su condiscípula Fabiola. Ante la incredulidad de su amiga, Graciela aprovecha una serie de circunstancias fortuitas para convencerla de que ha sido ella quien las ha provocado, valiéndose de sus artes mágicas. La inocencia de estos juegos adquiere un cariz macabro, cuando Graciela insiste en que Fabiola la invite a unas vacaciones en el rancho de su familia, en donde podrá preparar un veneno para las hadas.

Comentario:
Casi veinte años después de Hasta el viento tiene miedo (1967) y El libro de piedra (1968), Carlos Enrique Taboada emprendió una nueva travesía por los senderos del horror, esta vez con una producción más cuidada y con algunas audacias visuales, como la adopción del punto de vista de las niñas, que provoca que los adultos sean presentados casi siempre de la cintura para abajo.

A diferencia de lo sucedido con sus dos primeras cintas de este género, Taboada recibió muy buenas críticas por Veneno para las hadas. La cinta, estrenada en 1986, fue galardonada con cuatro premios Ariel, incluyendo los correspondientes a mejor película y mejor director. Sin embargo, las precarias condiciones de su exhibición y las escasas ocasiones en que ha sido transmitida por la televisión mexicana han provocado que ésta sea la menos conocida de las cintas de horror dirigidas por Carlos Enrique Taboada.

Veneno para las hadas también sería la cinta póstuma de su autor, quien después de filmarla se dedicó a la producción televisiva y a la escritura de argumentos para otros directores, hasta su fallecimiento ocurrido en 1996. Con ella se completaría una importante filmografía del género de horror que incluye, además de los títulos mencionados, a la también muy popular Más negro que la noche (1974).

Página principal

Los que hicieron
nuestro cine

Astros y luminarias
del cine mexicano

Literatura sobre
cine mexicano